10 de junio 2016

El Poder de la Presencia de los Padres en la Educación de sus Hijos

Los mayores intrusos de nuestros hogares

Hoy en día con los nuevos roles de papá y mamá fuera de casa trabajando envueltos en mil tareas al día, además de otros distractores permanentes como la tecnología, celulares, tablet, redes sociales, facebook, whatsapp, vídeo juegos, etc., herramientas que llegaron al mundo moderno con el objetivo de facilitar nuestras vidas, sin embargo se volvieron los mayores intrusos dentro de nuestros espacios familiares, sociales y profesionales. La tecnología hoy tiene muchos usos distorsionados en el día a día, se volvió la niñera de nuestros hijos, el mejor amigo de los padres y un mecanismo de presión laboral y profesional, invade constantemente los espacios más íntimos, productivos y de calidad de vida del ser humano.

Muchos padres estamos ausentes en la vida de nuestros hijos no solamente por jornadas laborales extensas, también por la necesidad permanente de estar conectados en redes sociales, innumerables mensajes de diferentes grupos virtuales a los cuales muchos pertenecemos, impidiendo de forma consciente o inconsciente de estar presente en nuestra vida y en el desarrollo físico, social y emocional de nuestros hijos, generando como resultado que ellos también estén inmersos la mayor parte del tiempo en la tecnología, se irriten con facilidad, tengan problemas de comportamiento, dificultad al relacionarse con los otros, no logran sostener la mirada en una conversación, son impacientes con el tiempo del otro, tienen dificultad de colocarse en el lugar del otro, permaneciendo aislados y sin habilidades sociales. Estos comportamientos son modelos aprendidos en casa, ya que ellos repiten los patrones verbales, de comportamiento y pensamiento de los primeros modelos de vida “Papá y Mamá" o cuidadores, también son influenciados a través de medios de comunicación, entorno colegio, amigos y sociedad.
Como podemos empezar a cambiar este estilo de vida y comunicación desde casa? Voy a compartir una estrategia simple, que permite tener grandes cambios y aprendizajes en familia.


EL PODER DE LA PRESENCIA.

Qué es?

Es parar, ser consciente de cada parte de nuestro cuerpo.

  • Es observar y sentir nuestra respiración.
  • Es mirar nuestros hijos a los ojos, conectarse, observar, disfrutando de cada situación, palabra, gesto, emoción y comportamiento.
  • Es tener la mente vacía “estar aquí y ahora" sin pensar en que voy a responder.
  • Es entender la comunicación verbal y no verbal del otro.
  • Es jugar los juegos que ellos les gusta con la misma seriedad y concentración que tenemos en nuestro trabajo.
  • Es abrazarlos, sentir su respiración y las palpitaciones de su corazón.
  • Es desconectar todos los aparatos electrónicos y redes sociales.
  • Es respetar el tiempo de ellos como el trabajo más importante y mejor remunerado de nuestra existencia.
  • Es determinar un lugar en la agenda para estar 100% presente con nuestros hijos.


No deje a terceros la educación de sus hijos, desde mi perspectiva como ser humanoellos serán la transformación del futuro que empieza hoy, aquí y ahora.

Por Betty Gómez M.