De 16 mayo 2018

Cómo enseñar a los niños a ser felices?

Qué es la Felicidad?

¿Qué es la felicidad? Muchas personas en el mundo dicen que quieren que sus hijos sean felices, pero ¿qué es la felicidad? ¿Tenemos que esperar a llegar un día a ser realmente felices? Podemos hablar y escuchar la gente: "Si tuviera otro trabajo sería más feliz", "cuando tenga dinero voy a ser feliz", "Voy a ser feliz cuando tenga el carro (x)", "Voy a ser feliz cuando mi esposo o esposa cambie "," voy a ser feliz cuando sea profesional", "me alegraré cuando la economía del país mejore"... voy a ser feliz cuando ... Pero olvidamos que la felicidad está dentro de cada uno de nosotros, ser feliz es una decisión, es un estilo de vida, ser feliz es auto-conocimiento, tener el control de las emociones, aprender a decir no, si es necesario. Ser feliz es vivir aquí y ahora y disfrutar de las cosas simples de la vida, ser feliz es despertar al lado de ser que amamos, es poder respirar, sentir el latido del corazón, escuchar la dulce voz de la persona que amamos hijos, esposo (a), los padres, hermanos ... es besar, abrazar, ver, escuchar la diversidad de sonidos del mundo que nos rodea es disfrutar de la esencia de la vida.


undefined

Cómo enseñar a los niños a ser felices? 

Enseñándoles a vivir en el presente, para disfrutar el aquí y el ahora, a descubrir la belleza de una mariposa, una puesta de sol, de la luna, jugar juntos, caminar por la calle, ver las estrellas, enfocarse en hacer una tarea a la vez, estar presente en sus vidas, elogiar sus esfuerzos, aceptarse y aceptarlos como son, enseñarles a entender sus emociones y expresarlas de forma asertiva, descubrir su potencial , sus talentos y motivarlos, compartir con ellos nuestra historia de vida: buenos y malos acontecimientos, explicar el aprendizaje que tuvimos de cada momento, tener objetivos claros , planear el futuro, construir con pasión y actuar en el presente, enseñarles que la vida es para vivir es disfrutar aquí y ahora.


También es importante aprender a manejar nuestras frustraciones y limitaciones, ya que es precisamente así que alcanzamos el éxito audaz que todos deseamos. Eso sucede cuando descubrimos nuestra esencia, el niño se hace más fuerte, va a ser un adulto feliz e integro preparado para vivir con los demás y ser un agente de cambio en la sociedad, todo esto es el resultado de la calidad de tiempo que dedicamos a nuestro REGALO más grande en la vida, NUESTROS HIJOS.

Por Betty Gómez M.